El Parlamento Europeo condena a Hamás, pide su “eliminación” y apoya a Israel casi por unanimidad