Antonio López-Istúriz: «El problema es la ultraizquierda, que mezcla a Hamás con Palestina»