«La solución es condenar al terrorismo, no a Palestina»